Definición

Diálisis es el tratamiento que reemplaza la tarea de los riñones cuando éstos no funcionan . La mayoría de los pacientes comienza con diálisis cuando los riñones han perdido entre el 85% y el 90% de su capacidad. La diálisis continúa durante el resto de sus vidas (o hasta que reciban un trasplante de riñón). Esto se denomina nefropatía terminal (ESRD, por sus siglas en inglés) .

La ESRD es provocada por enfermedades como la diabetes, el cáncer renal , el consumo de drogas, la presión arterial elevada u otros problemas renales. La diálisis no constituye una curación para la ESRD. Ayuda a sentirse mejor y vivir más tiempo.

Existen dos tipos de diálisis:

  • Hemodiálisis
  • Diálisis peritoneal

Razones para realizar el procedimiento

Las funciones principales de la diálisis son:

  • Eliminar desechos y exceso de líquidos de la sangre para prevenir la acumulación.
  • Controlar la presión arterial.
  • Mantener un nivel seguro de químicos en el cuerpo, como potasio, sodio y cloruro.

Además, se puede realizar para eliminar rápidamente toxinas del torrente sanguíneo. Esto puede ocurrir en casos de envenenamiento o sobredosis de drogas.

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento

Hemodiálisis

  • Problemas cardíacos

Diálisis peritoneal

¿Qué esperar?

Antes del procedimiento

Hemodiálisis
  • Se verifica el peso, la presión arterial y la temperatura
  • Se aplica anestesia tópica (un medicamento adormecedor) al brazo para la inserción de la aguja
  • Se administra heparina (un medicamento que previene la coagulación de sangre)
Diálisis peritoneal

Antes del primer tratamiento, el médico coloca una pequeña sonda blanda (de aproximadamente 24 pulgadas de largo) en el abdomen. La sonda quedará ahí permanentemente. Una parte de la sonda queda afuera del cuerpo para ser usada en el proceso. Es importante mantener este acceso limpio y seco para prevenir una infección.

Anestesia

Para la hemodiálisis: anestesia tópica

Descripción del procedimiento

Hemodiálisis

Se filtra la sangre mediante una máquina que funciona como un riñón artificial, denominada dializador. La sangre se traslada desde el cuerpo a la máquina a través de las sondas insertadas en una vena del brazo, la pierna o el cuello. Se puede crear quirúrgicamente un lugar de acceso llamado fístula o derivación en una de las venas.

Las fístulas pueden tardar de 2 a 3 meses en cicatrizarse por completo antes de poder utilizarlas. Nunca se usan si el tratamiento es temporario. Por lo general, se crean muchos meses antes de que comience la diálisis.

Habitualmente, la hemodiálisis se realiza en el centro de diálisis o en el hospital. Se puede llevar a cabo en el hogar con asistencia. Por lo general, se realiza tres veces por semana. Cada tratamiento dura de dos a cuatro horas.

Hemodiálisis
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.
Diálisis peritoneal

El revestimiento abdominal se llama membrana peritoneal. En este tipo de tratamiento, se utiliza únicamente para filtrar la sangre en lugar de una máquina. Una solución de limpieza, denominada dializado, se inserta en el abdomen. El líquido, los desechos y los químicos pasan desde los pequeños vasos sanguíneos de la membrana peritoneal al dializado. Después, se drena durante varias horas. Es necesario agregar más dializado para repetir el proceso. Es posible que se requiera un orificio en el abdomen para los tratamientos a largo plazo.

Existen tres tipos diálisis peritoneal:

  • Diálisis peritoneal continua ambulatoria (CAPD, por sus siglas en inglés): es el tipo más frecuente de diálisis peritoneal. Se coloca una bolsa de dializado dentro del abdomen a través de una sonda. Permanece allí de 3 a 6 horas y se drena. El abdomen se vuelve a llenar con solución fresca. De este modo, la sangre siempre está limpia. No se necesita una máquina.
  • Diálisis peritoneal cíclica continua (CCPD, por sus siglas en inglés): se realiza con una máquina. Se hace a la noche, mientras la persona duerme.
  • Diálisis peritoneal intermitente (IPD, por sus siglas en inglés): se usa el mismo tipo de máquina que la CCPD. Esto requiere asistencia y, generalmente, se realiza en un hospital o un centro. Con frecuencia, lleva más tiempo que la CCPD.

Diálisis peritoneal
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.
Diálisis peritoneal
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Después del procedimiento

Le controlarán la presión arterial.

¿Cuánto durará?

El tiempo necesario para la diálisis depende de algunos factores:

  • La cantidad de función renal que permanece.
  • La cantidad de aumento de peso de líquido que ha ocurrido desde el último tratamiento.
  • La cantidad de desecho en el cuerpo.
  • El tamaño del cuerpo.
  • El nivel de minerales en el cuerpo, como sodio, potasio y cloruro.
  • El método utilizado.

El tiempo y la frecuencia aproximados en cada método:

El tipo. La duración del tratamiento. La frecuencia del procedimiento.
Hemodiálisis De 2 a 4 horas Tres veces a la semana.
CAPD De tres a seis horas, más 30 minutos para drenar. Cuatro veces al día.
CCDP De nueve a doce horas. Todas las noches.
IPD Doce horas o más. De 36 a 42 horas por semana.

¿Dolerá?

En general, los procedimientos para la diálisis no causan dolor y no se siente el intercambio de la sangre. Puede haber alguna incomodidad temporal al insertar la aguja o la sonda.

Posibles complicaciones

  • Anemia
  • Goteo en la presión arterial durante la diálisis
  • Calambres musculares
  • Náusea, vómitos
  • Dolores de cabeza
  • Infección
  • Calor, sudor, debilidad o mareo
  • Peritonitis (infección en el peritoneo), lo que causa fiebre y dolor estomacal (sólo en diálisis peritoneal)
  • Problemas de crecimiento en el niño
  • Inflamación del saco cardíaco (pericarditis)
  • Problemas neurológicos
  • Interrupción en el balance de calcio y fósforo, que ocasiona debilidad ósea

Hospitalización promedio

Ninguna

Cuidado posoperatorio

Una vez que finaliza el procedimiento y la presión arterial es estable, queda libre para continuar con las actividades de la vida cotidiana. Hay algunas consideraciones especiales:

Pautas generales de alimentación

Se deben seguir determinadas pautas generales sobre nutrición. Esto ayudará a mantener la salud general y a optimizar el tratamiento. Los pacientes que reciben diálisis peritoneal pueden tener levemente menos restricciones alimentarias que los que reciben hemodiálisis. Esto se debe al cronograma de filtrado más frecuente. Consulte con el médico sobre sus necesidades alimentarias específicas.

Medicamentos

El médico puede recetarle varios tipos de medicamentos. Entre ellos:

  • Medicamentos para la presión arterial.
  • Suplementos de calcio o multivitamínicos.
  • Inhibidores de fósforo: para reducir los niveles de fósforo en la sangre.
  • Diuréticos: para eliminar el exceso de líquido.
  • Ablandadores fecales o laxantes: para prevenir y tratar el estreñimiento, que puede ser ocasionado por una reducción de la ingesta de líquidos.
  • Aportes complementarios de hierro: para aumentar la ingesta de hierro, que es importante para la producción de glóbulos rojos.

Resultado

La diálisis ayuda a mantener la presión arterial, la limpieza de la sangre y los intercambios químicos y hormonales que son fundamentales para sobrevivir.

Llame al médico si ocurre lo siguiente

  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, inflamación, calor, aumento del dolor, sangrado excesivo o descarga por la sonda o el sitio de la inserción
  • Sangre o apariencia turbia en el líquido de diálisis peritoneal
  • Náuseas o vómitos
  • Dolor abdominal
  • Mareos o debilidad

Revision Information

  • The Kidney Dialysis Foundation

    http://www.kdf.org/

  • National Kidney Foundation

    http://www.kidney.org/

  • National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse (NKUDIC)

    http://kidney.niddk.nih.gov/

  • The Kidney Foundation of Canada: British Columbia Branch

    http://www.kidney.bc.ca/

  • The Kidney Foundation of Canada: Northern Alberta and the Territories Branch

    http://www.kidney.ab.ca/

  • Dialysis. National Kidney Foundation website. Available at: http://www.kidney.org/ . Accessed July 28, 2008.

  • Peritoneal Dialysis Dose and Adequacy. National Diabetes Information Clearinghouse (NDIC) website. Available at: http://diabetes.niddk.nih.gov/ . Accessed July 28, 2008.